El Bloque : Comentarios no existe

El Bloque : Comentarios no existe
Gilera SMX 400 Touring: el próximo escalón
 

Gilera SMX 400 Touring: el próximo escalón

24-02-2012

Con una silueta atractiva y un motor que se destaca por su performance a medio régimen, Gilera ofrece esta interesante opción trail para asfalto. Una moto que seguramente estará en la mira de muchos usuarios que vienen de cilindradas menores y quieren pegar el salto.

 

La mayoría de las marcas que comercializan modelos de bajo costo están enfocadas en ampliar su gama de modelos explotando el sector de las 250. Así, en esta cilindrada, podemos ver deportivas, urbanas y hasta scooters destinados a aquellos usuarios de 125, 150 y 200 que requieren un poco más de potencia. Desde hace años, algunas marcas cuentan con modelos de cuarto de litro en sus catálogos, por lo que existe en la actualidad una franja de usuarios que encuentran limitaciones determinantes a la hora de cambiar de moto. Por supuesto, hay varias 600 cc para elegir (incluso con la entrada de nuevas marcas como Keller, Hyosung o Keeway), pero el salto requiere desembolsar una cantidad de dinero muy importante que no todos pueden afrontar. Salvo Honda y su veterana Falcon NX4, no existía en el mercado una oferta concreta en los 400 cc, una cilindrada perfecta como escalón intermedio entre las tranquilas 250 y las más poderosas 600. Por eso Gilera quiso indagar en este nicho al ofrecer una moto interesante y a un precio bastante contenido.


Tranquila
El propulsor que eligió Gilera para darle vida a esta moto es un modesto y tranquilo monocilíndrico. Cubica 387 cc, se mueve con un simple árbol de levas y dos válvulas y se alimenta de un carburador de tiro directo de gran diámetro. Como mencionamos antes, la refrigeración corre a cargo de un sistema que utiliza líquido como elemento refrigerante, todo un acierto dada la alta cilindrada del "mono". Al darle vida se despierta muy tímidamente con un sonido leve que sale por el único escape desde el lado derecho de la moto. Las aceleraciones en parado muestran un carácter un poco áspero, muy similar a las grandes enduro de los ‘90 (como la "Kawa" KLR). El tacómetro hace bailar su aguja rápidamente y demuestra que hay un par motor impaciente por ser liberado. Como toda moto de un solo pistón, emite cierto nivel de vibraciones que no son muy acusadas, pero están ahí.
La visibilidad de los mandos es óptima. El tablero es bastante espartano, pero responde a los aires "endureros" del modelo. Se trata de un panel totalmente analógico, con dos grandes esferas para velocímetro y tacómetro, y una más pequeña para la temperatura del líquido refrigerante. El indicador de capacidad del depósito de combustible es mediante una barra de diodos led que goza de una colorida escala. Desafortunadamente, su precisión no es del todo certera.
En lo que respecta a los comandos, parece que en Gilera han querido ahorrar costos para mantener el precio final de la moto. Los conmutadores y puños son de los más comunes que se pueden encontrar en el mercado, y los espejos retrovisores recuerdan a motos de los años ‘80. Más allá de esto, funcionan bien, con un tacto correcto y agradable, sobre todo en el acelerador (de suave accionamiento) y los controles de los pies, que respondieron con precisión durante la breve prueba.
Las sensaciones dinámicas iniciales nos enseñaron una primera y segunda velocidad relativamente cortas, con un desarrollo revisado para que la moto tome velocidad a bajas rpm. El motor responde con fuerza, pero inmediatamente "pide" un cambio más. La tercera y la cuarta marcha mostrarán que la moto es realmente una 400, ya que ofrecen una aceleración contundente y un aumento de la velocidad considerable. Existen algunas vibraciones a este régimen, pero no empañan la calidad de una aceptable marcha.

Dinámica
A la hora de tomar las curvas, nos encontramos con un chasis neutro y rígido. Se trata de un doble cuna total en tubos de acero de sección redonda, con un basculante en gruesos tubos de aluminio de sección rectangular. El balanceo general es bueno, permitiéndonos girar de manera controlada. La altura al suelo es generosa, haciéndonos olvidar del temor a arrastrar algo por el suelo. Si apuramos un poco más la marcha, la SMX responderá a nuestro ritmo. El aplomo del tren delantero es óptimo, con una horquilla de setting más bien duro que hace que la información proveniente de la rueda delantera sea de mucha utilidad. Los neumáticos también aportan lo suyo, con una pisada ancha (sobre todo el trasero, de sección 140). Sin embargo, no podemos elogiar al amortiguador trasero porque peca de ser excesivamente de blando, hunde la moto de atrás más de lo deseado y genera un comportamiento erróneo al circular con el acelerador a fondo. Seguramente para mejorar este punto se requerirá un trabajo intenso en la regulación de la precarga. A pesar de este detalle, la SMX se muestra como una moto ideal para la ruta, gracias a una posición de manejo relajada y a la autonomía que nos ofrece su gran depósito de combustible. En línea recta la moto es muy estable y podremos disfrutar de la protección que ofrece la pequeña cúpula y las grandes tapas laterales. Se pueden llevar cruceros tranquilos de 110 km/h, con una pequeña reserva de acelerador para rebases, ya que la velocidad máxima se sitúa en torno a los 130 km/h.
Con los frenos ocurre algo similar a lo que sucede con la suspensión. El trasero destaca por una modulación y potencia ideales para el peso y prestaciones de la moto, pero el delantero ofrece un tacto esponjoso en los primeros milímetros del recorrido y duro en los últimos, lo que genera dudas en la eficacia del sistema ante una situación de emergencia. Nuevamente, una revisión y posible actualización de sus principales componentes (como pastillas, líquido, etc.) ayudarían a mejorar la detención.
Con esta Gilera SMX 400 Touring dar el salto a cilindradas mayores está más cerca que nunca. Disponible en una gama de cuatro colores (gris, negro, rojo y blanco) se puede conseguir en los concesionarios oficiales de la marca a un tentador precio: 21.000 pesos, poco más que una 250 tradicional. Motor potente, comodidad, calidad de conducción y buena autonomía a un precio muy contenido.

Datos Moto:
Fabricante: Gilera Motors Argentina
Precio: $ 21.000
Garantía: 12 meses o 10.000 km
Colores: Blanco, Negro, Gris o Rojo

Indumentaria Tester:
Casco: Nolan N84 con VPS
Campera: Moto Unga Rippio
Guantes: Alpinestars SMX - 2
Botas: Solco Touring

Positivo:
Diseño general
Par motor
Iluminación delantera
Suavidad de mandos
Aplomo tren delantero

Negativo:
Tapizado asiento
Tornillería general mejorable
Calor del escape
Velocidad máxima
Freno delantero

 

FICHA TÉCNICA: 

 

MOTOR
TipoMonocilíndrico vertical, 4 tiempos
DistribuciónSOHC, 2 válvulas
AlimentaciónCarburador de tiro directo
Diámetro x carrera91 x 59,5 mm
Cilindrada387 cc
Potencia30 CV a 8.000 rpm
Torque1,7 kgm a 6.500 rpm
Relación de compresiónn/d
EncendidoEléctrico por CDI
ArranqueEléctrico
LubricaciónCárter húmedo
TRANSMISION
Caja6 velocidades
EmbragueMultidisco bañado en aceite con mando manual
Transmisión primariaCascada de engranajes
Transmisión finalCadena de retenes
CHASIS
ConfiguraciónDoble cuna en tubos de acero de sección redonda con basculante en tubos de aluminio de sección rectangular
Inclinación de la direcciónn/d
Avancen/d
SUSPENSIONES
DelanteraHorquilla hidráulica telescópica convencional
Recorridon/d
TraseraMonoamortiguador con regulación en precarga de resorte
Recorridon/d
FRENOS
DelanteroDisco de 230 mm con pinza de dos pistones
TraseroDisco simple de 200 mm con pinza de dos pistones
RUEDAS
LlantasDe alineación liviana y 3 rayos
Neumático delantero110/70 R17
Neumático trasero140/70 R17
DIMENSIONES
Largo / ancho / alto2.110 /825 / 1.390 mm
Altura asienton/d
Distancia entre ejes1.425 mm
OTRAS CIFRAS
Tanque de combustible15 litros
Peso190 kg
Velocidad máxima130 km/h (estimada)
Consumo promedio6 l/100 km

 

 

Share |
E-mail Comentarios
Valoración

Buscar en el sitio:
  
 
 
 
 
 

Otras páginas de Motorpress en las que puedes estar interesado

All contents copyright ©2008, Motorpress Argentina, All rights reserved.