Mondial EX 150 K: primeros pasos

09-09-2011

Con un brioso motor y una parte ciclo muy estable, esta nueva propuesta de Mondial es ideal para dar los primeros pasos en el mundo de las deportivas. Una moto confiable, liviana y fácil de conducir que se suma al creciente segmento de las sport de baja cilindrada.

 

En los últimos meses hemos visto cómo algunas marcas se están especializando paulatinamente y de a poco apuestan por nuevas tecnologías, relacionadas sobre todo con las cilindradas más altas. Claro, el precio a pagar por estas modernas máquinas es mayor que el del promedio, obligando al cliente a desenfundar unos cuantos pesos más. Pero también hay usuarios con un presupuesto más acotado, que no por ello quieren renunciar a tener una moto que cumpla con sus expectativas de calidad, prestaciones y diseño. En este caso, Mondial apunta a un selecto nicho con esta deportiva de baja cilindrada, cuyas credenciales de presentación son un interesante trabajo en materia estética, un motor con potencia suficiente para circular a ritmos legales y una parte ciclo con componentes a la altura de las circunstancias. Obviamente, el precio es bastante contenido...

A la hora de seleccionar los componentes que dan vida a esta EX 150 K, en Mondial tuvieron en cuenta varios aspectos del segmento sport. Como dicta la moda actual, el look frontal luce una doble óptica con formas elípticas cuya potencia garantizará una segura conducción nocturna, y además incluye un piloto de posición. El carenado es de tres piezas para facilitar las tareas de mantenimiento, acoplándose cada parte con cierta precisión hasta la quilla. La tornillería es de buena calidad, y los encastres están bien logrados. El guardabarros ensaya extensiones laterales que protegen a la horquilla de la suciedad y el polvo. Cabe destacar el buen trabajo de las llantas, de aleación y cinco rayos dobles, con un acabado en negro brillante que le sienta a la perfección. Giros de tulipa blanca completan el frente de la moto.

La superficie delantera del carenado es bastante escueta, por lo que no quedó lugar para montar los espejos retrovisores y fueron instalados sobre los manillares. La pantalla derivabrisas también es reducida, siendo su protección aerodinámica más bien de compromiso. Mientras, las formas del depósito de combustible tienen un mix de curvas y afiladas aristas, a tono con los cánones de diseño deportivos. La tapa de carga es de aleación ligera, y dispone de bisagra.

El deportivo asiento presenta dos niveles, dejando al pasajero en un segundo piso. Como toda deportiva de ley ofrece un mullido limitado, lo que pasará factura a las pocas horas de rodar. El colín es afilado, pero para nada minimalista. Presenta una robustez bastante importante, sellada por el asa para el pasajero, de aleación de aluminio. El piloto trasero también tiene tulipa de color blanco, pero alberga doce diodos de LED para su iluminación.

La parte ciclo presenta componentes bastante interesantes. El chasis es un doble viga de aleación ligera, con una sección de material importante. El basculante es del mismo compuesto, pero es relativamente reducido. En el apartado suspensiones aparece una horquilla invertida delantera de finos barrales y sin posibilidad de regulación. Detrás, el típico monoamortiguador anclado directamente al basculante permitirá jugar con la precarga del resorte usando la herramienta específica. Para los frenos, Mondial eligió discos tipo Wave para ambos trenes, mordidos por pinzas de doble pistón paralelo.

Comprimida
Desde arriba de la moto se advierten sus reducidas cotas. Recuerda a las deportivas 125 de 2T que tanto gustaban. Si bien esto será un plus en las maniobras rápidas, puede resultar algo engorroso para pilotos de talla XL. El puesto de mando es confortable. El tablero combina información analógica con digital en una pantalla LCD que informa velocidad, parciales y odómetro. Los testigos luminosos están esparcidos por toda la instrumentación, con especial hincapié en los giros. Infaltable es el útil indicador de capacidad del depósito de combustible. Todo el tablero está rodeado por una tapa plástica embellecedora que llega hasta los extremos del carenado, creando un efecto óptico muy particular al ocultar todo el cableado que proviene de los mandos. Excelente.

Los semimanillares están a una altura bastante elevada por tratarse de una deportiva. Sin embargo son muy cómodos, gracias a los puños largos y con buen grip. Como es costumbre en casi todas las marcas, el diseño y la funcionalidad de los conmutadores ganó muchos enteros desde las primeras unidades que entraron al país, unos años atrás. Todas las estriberas están recubiertas de goma, para evitar posibles vibraciones. La calidad de las pletinas que las sostienen, de aluminio mecanizado, es digna de elogios. Además, la ubicación de las estriberas del piloto permite mantener una posición relajada, lo que dará un espacio suficiente para viajar con comodidad. Destacables también las ubicaciones de la palanca de cambios y el pedal del freno trasero, que se dejan accionar muy fácilmente.

El monocilíndrico de 149 cc promete, en la previa, buenas sensaciones. Y de entrada, al dar marcha sorprende el agresivo sonido que emite un diminuto escape que incita a practicar aceleraciones en neutral por el solo hecho de deleitar los oídos. Ya con la primera marcha insertada se nota el buen hacer del embrague, liberando la transmisión rápida y eficazmente. La primera y la segunda velocidad son bastante cortas, obligando a mover el pie izquierdo muy seguido, sobre todo cuando se circula por ciudad.

La respuesta del acelerador es más que satisfactoria, con una puesta a punto configurada para reaccionar de forma veloz y eficiente. Sorprendentemente, el recorrido no es demasiado largo -bien por Mondial-, aportando una conducción relajada y precisa. Rodando por la ciudad, el hábitat común de esta moto, nos vemos beneficiados por la estrechez del conjunto y el bajo peso para "navegar" sin problemas por las concurridas calles con tránsito colapsado. Los semimanillares no sobresalen tanto, dejándonos "colar" entre autos sin mayores dificultades. En avenidas rápidas o autopistas notamos que los cambios se enlazan con una precisión poco vista en el segmento, incluso si practicamos conducción netamente deportiva y obviamos el uso del embrague. Además, en las detenciones es muy fácil encontrar el punto muerto.

El correcto escalonamiento de las cinco marchas hace que las salidas desde parado sean bastante contundentes. La buena respiración del motor, en parte gracias al escape, aporta también lo suyo. La velocidad máxima, en torno a los 125 km/h, se alcanza con relativa facilidad. Es posible agacharse bastante y buscar protección en la pequeña cúpula; las grandes dimensiones del asiento así lo permiten. Los espejos vibran un poco a altas rpm, pero no lo suficiente como para que su visión sea afectada. Solamente en autopista, y a fondo en quinta velocidad, notamos una pequeña falla al cortar gas y volver a enroscar el acelerador. Asumimos que se trataba de un fallo eléctrico de la unidad de pruebas, pero es algo que vale la pena mencionar dada la incomodidad de la situación...

Gracias a la agilidad del conjunto, es muy fácil realizar tumbadas de ángulos cerrados. El chasis responde con holgura y aguanta la trazada. Pero ojo: si se quiere ir un poco mas allá, quedará en evidencia la pobre sección de los neumáticos, ya que la superficie de apoyo es bastante limitada, lo que redundará sin duda en la estabilidad final de la moto. De todas formas, es algo que se puede solucionar fácilmente, dado que las llantas soportan medidas más gruesas.

A la hora de frenar, esta EX 150 muestra su cara menos feliz: la falta de mordiente del freno delantero. Desconocemos si se trataba de un fallo puntual de nuestra unidad, pero siendo prácticamente el elemento de seguridad más importante de una moto, no está de más chequear el funcionamiento antes de una posible compra. Es algo en lo que no sólo Mondial sino todos los fabricantes deberían poner mucha más atención. En contrapartida, el disco trasero respondió de primera, por lo cual se transformó inmediatamente en nuestro elemento desacelerador primario.

A la cabeza
La nueva EX 150 K es parte de una serie de modelos que Mondial introducirá en el mercado local a lo largo de 2011. La protagonista de esta nota ya está disponible en los concesionarios oficiales de la marca a un tentador precio de 10.800 pesos.

Como se puede advertir a juzgar por los últimos y próximos lanzamientos (Zanella RX Monaco, Yamaha R15, Gilera G1, por citar algunos ejemplos), el segmento de las deportivas de baja cilindrada será bastante nutrido este año, dado que varias marcas novicias en la materia lo estarán militando. De momento, Mondial dio el puntapié inicial con esta novedad, que se muestra perfecta para dar los primeros pasos en este nuevo mundo.

Datos Moto:
Fabricante: Mondial Argentina
Precio: $12.100
Garantía: 1 año ó 12.000 km
Colores: Negro o verde

Positivo:
Estética deportiva
Posición de manejo
Terminaciones y materiales
Agilidad
Sonido del escape

Negativo:
Potencia del freno delantero
Fallo de alimentación a altas rpm
Pequeñas vibraciones en los espejos
Grosor de los neumáticos
Tamaño limitado para conductores grandes

MOTOR
Tipo Monocilíndrico, 4 tiempos
Distribución SOHC, 2 válvulas
Alimentación Carburador de tiro directo
Refrigeración Por aire forzado
Diámetro x carrera n.d.
Cilindrada 149 cc
Potencia 10 CV a 8.000 rpm
Torque n.d.
Relación de compresión 9,2:1
Encendido Electrónico por CDI
Arranque Eléctrico
Lubricación Cárter húmedo
TRANSMISION
Caja 5 marchas
Embrague Manual
Transmisión primaria Cascada de engranajes
Transmisión final Cadena de retenes
CHASIS
Configuración Doble viga en tubos de aluminio de sección cuadrada
Inclinación de la dirección n.d.
Avance n.d.
SUSPENSIONES
Delantera Horquilla hidráulica invertida sin regulación
Recorrido n.d.
Trasera Monoamortiguador anclado directamente al basculante
Recorrido n.d.
FRENOS
Delantero Disco simple tipo Wave con pinza de doble pistón
Trasero Disco simple tipo Wave con pinza de doble pistón
RUEDAS
Llantas De aleación de aluminio y 5 rayos dobles
Neumático delantero 80/90 R17
Neumático trasero 110/80 R17
DIMENSIONES
Largo / ancho / alto 1.980 / 700 / 1.080 mm
Altura asiento n.d.
Distancia entre ejes n.d.
OTRAS CIFRAS
Tanque de combustible 16 litros
Peso 125 kg
Velocidad máxima 125 km/h
Consumo promedio 3,2 l/100 km

 

Share |
E-mail Comentarios
Valoración

Buscar en el sitio:
  
 
 
 
 

Otras páginas de Motorpress en las que puedes estar interesado

All contents copyright ©2008, Motorpress Argentina, All rights reserved.