El Bloque : Comentarios no existe

El Bloque : Comentarios no existe

El Bloque : Comentarios no existe

El Bloque : Comentarios no existe

El Bloque : Comentarios no existe

El Bloque : Comentarios no existe
Mondial RD 250 R: ampliando la oferta
 

Mondial RD 250 R: ampliando la oferta

08-08-2011

Una deportiva para uso diario, cómoda y fácil de manejar fueron las premisas de Mondial para incrementar su amplia gama de motos. La marca aprovechó el éxito de su popular RD 200 K para introducir esta naked de agresiva estética y modestas prestaciones. En exclusiva, probamos esta novedad 2011.

 

Si bien es cierto que las motos deportivas vestidas con carenados integrales se venden muy bien, también es verdad que modelos más lógicos tienen una interesante participación en el mercado local, ya que cumplen con la única condición de ser simplemente una moto. Las naked hacen furor del otro lado del Atlántico, donde cada vez adoptan más usuarios perseguidos por los altos costos de las deportivas y por los agresivos e implacables límites de velocidad...

Resulta interesante ver cómo las líneas de las motos se van estilizando para adaptarse mejor a los gustos locales o a aquellas directrices que entendemos como diseño de motos. Particularmente, esta RD 250 R presenta formas compactas y armoniosas que integran homogéneamente la carrocería con la parte ciclo. Las pocas fibras que visten a la moto son de buena calidad, aportando un dinamismo visual más que satisfactorio. Mondial eligió materiales simples para que el producto final sea lo más contenido posible: acero y aluminio son protagonistas, ambos en su justa medida. Por supuesto, una naked tiene que ser minimalista y esta no es una excepción. El frontal es simple y contemporáneo. El elemento que más se destaca es la gruesa horquilla invertida con barrales de 45 mm. La misma (al igual que el chasis) está pintada en un sugestivo color negro mate, en un sector donde también la rueda delantera toma protagonismo. Se trata de una llanta de tres rayos grandes, confeccionada en aleación ligera y con sus bordes pulidos. Simplemente: exquisita. La rueda se arropa con dos grandes discos y pinzas de dos pistones que asegurarán una frenada precisa; mientras que el toque deportivo viene dado por un guardabarros corto y afilado.

Para el grupo óptico delantero se optó por el color negro para que pase lo más desapercibido posible. La óptica tiene grandes dimensiones, pero la lámpara que aloja en su interior no es lo suficientemente potente para alumbrar el paso nocturno (algo que será muy simple de solucionar). El tablero, analógico en su totalidad, es claro, legible, pero de diseño espartano. Se echa de menos un indicador de capacidad de combustible y un testigo de presión de aceite. Sin embargo, los elementos ofrecidos realizan un buen trabajo, con precisión y rapidez.

La tija superior de la dirección está ubicada bastante abajo, debido a que la pipa contiene las mismas medidas que las vigas del chasis. Por ende, el manillar es elevado y practica unas importantes curvas para que la posición de conducción no cargue mucho peso sobre el tren delantero. Si bien sabemos que esta disposición es siempre bienvenida, en este caso no es tan necesaria dado que las geometrías de la moto tienen un reparto de pesos que beneficia a la zona delantera. Volviendo al manillar, está cromado en su totalidad y con un acabado impecable. Los puños son de goma, grandes y confortables, unidos a un conjunto de conmutadores que destacan por su buen funcionamiento. Elogiable son también las palancas de freno delantero y de embrague ya que, sin ser regulables en distancia al puño, tienen aceptables formas ergonómicas, se dejan manipular con total soltura y también están pintadas de negro. El depósito de combustible presenta formas compartidas con su hermana carenada, siendo una seña de identidad de la zaga. La tapa de carga es de aleación de aluminio, con la siempre bienvenida bisagra que actúa de manera funcional, sin mostrar trabas en su manipulación.

Al tacto, el asiento muestra una superficie con mucho grip, debido en parte a su moderno tapizado. Pero en la práctica, su composición hace que el piloto se desplace hacia adelante -y con fuerza- en las frenadas bruscas, permitiendo que las partes más "queridas" de nuestro cuerpo choquen contra el depósito sin piedad. Al tener la superficie de contacto grande y plana, cuesta trabajo abrazarlo con las rodillas para minimizar ese efecto; por lo que hay que acostumbrarse a estas situaciones, sentarse un poco más atrás, agarrarse más fuerte del manillar y ¡problema solucionado!

Las tapas laterales y las aletas delanteras cumplen funciones meramente estéticas, exhibiendo por un lado la decoración y tapando por otro una parte del cableado y del chasis de doble viga. Grueso y conocido, el colín comprende una singular doble óptica de formas circulares, completando la línea general de esta moto. El asa del pasajero es de aluminio, y se ve robusta y confiable para el segundo ocupante a bordo.

Suavidad garantizada
Al dar arranque a la Mondial se advierte una suavidad muy marcada, propiciada por su planta motriz. El sonido proveniente del único escape que discurre por el lado derecho de la moto (en aleación de aluminio con formas muy deportivas) y es testigo también de las intenciones del modelo: tranquilas. La comodidad que ofrece el asiento y el correcto alcance de los mandos se evidencia instantáneamente no bien se toma contacto con el puesto de manejo. Las estriberas, incluso, están alojadas a una distancia prudencial para garantizar confort y no impedir un paso por curva arriesgado. Un punto en contra lo marcamos para la suspensión trasera: extremadamente dura. Es tanta su rudeza que la moto se baja solamente unos milímetros cuando nos subimos, ofreciendo una altura del asiento con respecto al suelo bastante elevada. Esto hace que lleguemos al suelo con lo justo, incluso a merced de un pie de apoyo corto que deja la moto muy inclinada al aparcarla. Detalles como estos, son los que hay que mirar con cuidado para evitar una caída "tonta" en parado.

Las estriberas son de aluminio, finas, deportivas y sin goma en su superficie (el pasajero corre con la misma suerte). La palanca de cambios y la del freno delantero están ahí, a mano. El embrague es liviano y deja actuar de forma muy precisa a la caja de cambios de cinco velocidades (no es necesaria una sexta velocidad por las modestas prestaciones del propulsor). La primera velocidad se inserta sin ruidos ni tirones indeseados. Los primeros metros con esta 250 transcurren con normalidad. La interacción entre embrague/caja/acelerador es rápida y armoniosa, permitiendo llevar la moto sin sobresaltos.

Los anchos neumáticos penalizan un poco la agilidad de la moto en conducción urbana. Con un centro de gravedad elevado, más la mencionada dureza del amortiguador trasero, es conveniente tomar las maniobras con cierta precaución. Además, la dirección hace tope demasiado rápido, generando alguna que otra sorpresa y, por consiguiente, una situación incómoda si se calcula un radio que luego no podrá afrontarse. La culpa es del tope de la dirección, que sin embargo tiene dimensiones bastante generosas. Como siempre, la practica hará maestros y es solamente cuestión de tiempo para empezar a moverse con soltura.

En terrenos más aptos para la práctica del motociclismo, se puede acelerar a gusto. Los cambios se enlazan sucesivamente y sin errores. La transmisión está configurada para otorgar salidas contundentes desde bajas revoluciones, pero algo penaliza en velocidad final. Rápidamente se nota que es en vano llevar el tacómetro mas allá de las 7.500 vueltas porque no se encontrará nada. Por eso, la velocidad máxima arribará enseguida, incluso en cuarta, reservando la quinta velocidad para "overdrive" y reducir consumos.

En curvas, las rígidas suspensiones serán las aliadas para realizar trazadas ideales. No hay que olvidarse de los anchos neumáticos, sobre todo el trasero, que en medidas de 140-70/ R17 ofrece una superficie de apoyo bastante considerable. Además, el generoso brazo de palanca que ofrece el manillar ayudará mucho. En esta situación, el ancho depósito sirve para trabar las rodillas, y así poder descolgarse un poco más de la moto. Así lo permite esta Mondial, regalando en el pilotaje un paso por curva limpio y rápido. Dignos de elogios son los frenos, de exquisito tacto y progresividad. El doble disco delantero tiene la potencia suficiente para sacarnos de más de un apuro. Sólo un par de dedos bastan para accionarlo. El trasero también cumple con nota alta, ayudando en todo momento. El buen agarre de los neumáticos beneficia la pisada de la moto y permite que las ruedas no se bloqueen. Con esto, el apartado de seguridad está muy bien representado, algo que los demás fabricantes deberían imitar...

La nueva RD 250 R es parte de un grupo de novedades que la marca de Ramos Mejía tiene preparado para este 2011. Su precio, 13.200 pesos, se compatibiliza con la competencia, pero se justifica en el buen hacer de la moto y la calidad de los materiales seleccionados para su construcción.

Positivo:
Estética conseguida
Calidad de materiales
Suavidad de marcha
Frenos potentes
Posición de conducción

Negativo:
Pie de apoyo muy corto
Suspensión trasera dura
Velocidad final
Potencia del faro delantero
Tablero espartano

Datos Moto:
Fabricante: Juki SACIFIA para Mondial Argentina
Precio: $ 15.200
Garantía: 1 año o 12.000 km
Colores: Negro, Azul o Rojo

MOTOR
Tipo Monocilíndrico vertical, 4 tiempos
Distribución OHV 2 válvulas
Alimentación Carburador de tiro directo
Refrigeración Por aire
Diámetro x carrera n.d.
Cilindrada 230 cc
Potencia n.d.
Torque n.d.
Relación de compresión n.d.
Encendido Electrónico por CDI
Arranque Eléctrico
Lubricación Cárter húmedo
TRANSMISION
Caja 5 marchas
Embrague Manual
Transmisión primaria Cascada de engranajes
Transmisión final Cadena de retenes
CHASIS
Configuración Doble viga en tubos de acero de sección cuadrada
Inclinación de la dirección n.d.
Avance n/d.
SUSPENSIONES
Delantera Horquilla telescópica hidráulica invertida sin regulación
Recorrido n.d
Trasera Mono amortiguador anclado directamente al basculante
Recorrido n.d.
FRENOS
Delantero Doble disco de 240 mm con pinza de doble pistón
Trasero Disco simple de 220 mm con pinza de un pistón
RUEDAS
Llantas De aleación de aluminio y tres rayos
Neumático delantero 110-70 / R17
Neumático trasero 140-70 / R17
DIMENSIONES
Largo / ancho / alto 2.100 / 800 / 1.075 mm
Altura asiento n.d.
Distancia entre ejes n.d.
OTRAS CIFRAS
Tanque de combustible 12 litros
Peso 190 kg
Velocidad máxima + 110 km/h
Consumo mixto 3,7 l/100 km

 

Share |
E-mail Comentarios
Valoración

Buscar en el sitio:
  
 
 
 
 
 

Otras páginas de Motorpress en las que puedes estar interesado

All contents copyright ©2008, Motorpress Argentina, All rights reserved.