El Bloque : Comentarios no existe

El Bloque : Comentarios no existe

El Bloque : Comentarios no existe

El Bloque : Comentarios no existe

El Bloque : Comentarios no existe

El Bloque : Comentarios no existe

El Bloque : Comentarios no existe

El Bloque : Comentarios no existe

El Bloque : Comentarios no existe

El Bloque : Comentarios no existe

El Bloque : Comentarios no existe

El Bloque : Comentarios no existe

El Bloque : Comentarios no existe

El Bloque : Comentarios no existe

El Bloque : Comentarios no existe

El Bloque : Comentarios no existe
Zanella RX 350: Café Racer doméstica
 

Zanella RX 350: Café Racer doméstica

31-05-2011

Con un espíritu similar al de las míticas máquinas británicas, Zanella irrumpe en el mercado con una potente bicilíndrica deportiva de excelentes prestaciones, que se acomoda en un nicho prácticamente inexplorado. Un modelo que seguramente dará mucho que hablar...

 

Manillar corto y bajo, depósito fino y alargado, escapes elevados de sonido ronco, chasis simple pero efectivo y un potente motor bicilíndrico. Así eran las Café Racer de hace algunas décadas, que tanto deleitaban a los fanáticos de todo el mundo. Máquinas que se fabricaban artesanalmente dedicándoles infinitas horas de trabajo, con el único objetivo de explotar al máximo las rutas británicas y sus curvas, viajando de café en café sin dejar de tomar algo en cada stop. Un estilo de moto quizás olvidado en el tiempo, y que es resucitado en cuentagotas por un puñado de marcas (la mayoría de ellas de élite, claro). Sin embargo, en Zanella vieron con muy buenos ojos la oportunidad de rememorar estas viejas motocicletas con un modelo que, además de mantener en el tiempo sus principales características, se posiciona con cualidades exclusivas en nuestro mercado, creando una interesante y potente moto.

Experiencia urbana
La mercadotecnia de Zanella señala esta moto para un uso netamente urbano, pero luego veremos cómo da para mucho más. Como digna representante de la familia RX, la 350 exhibe líneas modernas pero tremendamente sencillas en su concepción, logrando en esta ocasión un efecto minimalista bastante fluido. No cabe duda de que su estética la diferenciará del resto, dado que ensaya algunos conceptos que no veíamos desde hacía mucho tiempo.

El frontal está gobernado por el identificatorio grupo óptico de la saga RX. Que haya sido buena elección o no, lo dictaminará el paladar de cada uno, ya que en la calle nos topamos con opiniones muy diferentes. En Zanella quisieron continuar con los rasgos de identidad que caracterizan a estos modelos, y a eso se debe su inclusión. Más allá de gustos, cabe mencionar que está bien integrado y su funcionamiento es óptimo. Detrás se encastra una instrumentación de diseño muy clásico y totalmente analógico. Incluye indicadores de capacidad del depósito de combustible, y un aviso de marcha engranada que se vuelve totalmente ilegible cuando el sol incide directamente sobre él.

Al ser la horquilla simple y no tener regulación, penaliza un poco la conducción deportiva, dado que peca de blanda (sobre todo en la fase final del recorrido). No podía faltar el afilado guardabarros en material plástico resistente, mientras que las llantas, de aleación y bonito diseño, se conjugan muy bien con los discos de freno de tipo Wave (el delantero es doble). Tanto las pinzas anteriores como la trasera (de color rojo) son de doble pistón paralelo, garantizando una frenada eficiente. Las luces de giro son bastante voluminosas, pero llevan la tulipa en color fumé para cuadrar con el conjunto y acentuar aun más el aire sport.

El puesto de manejo de la RX 350 está conformado por semimanillares de aleación de aluminio, con una altura justa para otorgar confort de marcha. Los puños son largos y ofrecen buen grip, estabilizados por contrapesos de considerable tamaño. También notamos un excelente acabado y precisión en los conmutadores, cómodos, versátiles y muy parecidos a los existentes en las motos japonesas de alta gama. Como mencionamos antes, el depósito tiene forma alargada y es bastante plano en sus laterales, beneficiando la protección aerodinámica y la habitabilidad a bordo, ya que no presenta ningún tipo de interferencia para las rodillas. Para destacar: la tapa de llenado es de aleación y tiene bisagra.

La parte trasera de la moto es quizás el sector que más llama la atención, puesto que es bastante original. El asiento de doble altura tiene un mullido confortable y está tapizado con tela antideslizante de buena calidad. El pequeño colín, que integra también el faro trasero, está flanqueado por unos elevados escapes de simples pero agresivas líneas, que le sientan de maravilla y traen un poco de aire fresco al segmento en cuanto a diseño.

Dos en línea
El corazón de esta moto pasa totalmente desapercibido en lo estético gracias a un elaborado trabajo de pintura negro mate y a una prolija combinación de elementos poco vista últimamente. Se trata de un bicilíndrico paralelo 4T de 320 cc, que acciona dos válvulas por cilindro mediante un sistema SOHC y cadena de distribución, controlando la temperatura interna con refrigeración líquida. Zanella declara una potencia máxima de 26 CV, cifra que la acercaría en prestaciones a sus más acérrimas competidoras japonesas.

Al encender el propulsor nos encontramos con una suavidad que sinceramente no esperábamos, por el carácter agresivo que emana la moto. La integración mecánica está bien lograda, con un ralentí casi imperceptible, sin vibraciones y transmitiendo apenas el roce de la cadena de distribución. La configuración de la carburación es casi perfecta, con una respuesta rápida y limpia que hace subir el motor de vueltas muy alegremente. El toque deportivo viene dado por el fantástico y embriagador sonido que emiten los escapes. Simplemente es genial, ronco y fuerte, haciendo que más de uno se dé vuelta a mirarla cuando se sale rápido de un semáforo...

Arriba de la moto notamos un inconveniente que Zanella padece desde los primeros modelos RX: la posición de las estriberas del conductor. Si bien cuentan con una superficie de apoyo considerable, con la correspondiente goma antivibración, se encuentran muy arriba y bastante adelantadas, obligando a tomar una postura extraña que para el día a día puede resultar incómoda (sobre todo para las rodillas, más flexionadas de lo habitual). No obstante esto, el control del chasis es total gracias a un bajo peso que ronda los 170 kilos. No hay objeciones acerca del embrague, que funcionó de forma correcta durante toda la prueba. También hay que destacar el buen comportamiento de la caja de cambios, de exquisita precisión mecánica, ya que las marchas se enlazan con naturalidad y una rapidez que no permite perder revoluciones entre cambio y cambio. Esto, unido a una buena potencia específica, hace que el propulsor sea el protagonista absoluto de esta moto.

Podemos afirmar sin temor a equivocarnos que la RX posee un doble carácter. Su acelerador, en los primeros tramos de recorrido, se muestra muy suave y dócil, ideal para circular por ciudad, donde la estrechez de formas de la moto será una aliada clave para afrontar el tránsito más caótico. Es muy fácil llevarla despacio y moverla ágilmente de un lado a otro, por la bondad de un chasis simple (de doble cuna total en tubos de acero de sección redonda) y la calidad de sus componentes en general. Pero si decidimos ir por autopista o por ruta, bastará enroscar el puño derecho a fondo para abrir "la caja de Pandora" y soltar toda la caballería disponible. La moto avisará lo que viene sucediendo por el sonido del escape, que pasará a ser aun más ronco y grave, incitándonos a enlazar rápidamente cada una de las cinco velocidades (una sexta relación se echa mucho de menos...). Como mencionamos antes, no hay una importante caída de vueltas entre cambio y cambio, permitiendo alcanzar la velocidad máxima -de más de 130 km/h- en cuestión de segundos.

En curvas, la Zanella se defiende muy bien. Los gruesos neumáticos radiales ofrecen una considerable superficie de apoyo, que permite tumbar la moto hasta ángulos muy atrevidos. El trabajo del tren posterior ayuda en la faena, apoyado en un par de amortiguadores que simulan depósitos de gas por separado, pero que carecen (al igual que la horquilla) de regulación. Con un basculante simple, en tubos de acero de sección cuadrada, los baches y las ondulaciones del asfalto son absorbidos con lo justo, dado que su recorrido es limitado. Detener esta moto en escasos metros es tarea fácil. El potente equipo de frenos cumple con nota alta su tarea, sin mostrar signos de fatiga siquiera en las condiciones más exigentes.

Uno de los aspectos a corregir por la marca se evidencia a la hora de estacionar: el pie de apoyo es muy -muy- corto y deja la moto muy inclinada. Hay que prestar especial atención a este tema, dado que si el terreno está en pendiente podrá jugar una mala pasada y terminar con la moto por el suelo.

Sencilla pero efectiva
Esta Zanella es una moto simple en su concepción. No hay grandes influencias tecnológicas para destacar, dado que carece de electrónica, suspensiones regulables o embrague antirrebote. Se trata de un modelo en estado puro, que reúne componentes clásicos pero que funcionan en sincronía entre sí, logrando esa tan buscada fluidez de marcha. Sin lugar a dudas, será el motor el que más sonrisas arrancará por las prestaciones que ofrece para una conducción netamente deportiva. 
Si te gustan las máquinas simples de antaño, existe una oportunidad de revivir esas épocas con esta interesante propuesta de Zanella, que podés encontrar en los concesionarios oficiales de la marca a un precio de 19.490 pesos. Nada mal si se tiene en cuenta que, por ahora, no tiene rivales directos.
 
 

DATOS MOTO

Fabricante: Zanella Argentina
Garantía: 2 años ó 36.000 km
Colores: Negro, gris o rojo
Precio: $ 19.490

 

POSITIVO:
Estética Café Racer
Sonido de los escapes
Potencia del motor
Caja de cambios
Agilidad

NEGATIVO:
Pie de apoyo corto
Vibraciones en los espejos
Suspensiones sin regulación
Posición de las estriberas
Diseño del tablero

 

MOTOR
Tipo Bicilíndrico paralelo, 4 tiempos
Distribución SOHC, 4 válvulas
Alimentación Carburador de tiro directo
Refrigeración Líquida
Diámetro x carrera n.d.
Cilindrada 320 cc
Potencia 26 CV a 5.000 rpm
Torque n.d.
Relación de compresión n.d.
Encendido Electrónico por CDI
Arranque Eléctrico
Lubricación Cárter húmedo
TRANSMISION
Caja 5 marchas
Embrague Manual
Transmisión primaria Cascada de engranajes
Transmisión final Cadena de retenes
CHASIS
Configuración Doble cuna total en tubos de acero de sección redonda con basculante en tubos de acero de sección cuadrada
Inclinación de la dirección n.d.
Avance n.d.
SUSPENSIONES
Delantera Horquilla telescópica hidráulica convencional
Recorrido n.d.
Trasera Doble amortiguador anclado directamente al basculante
Recorrido n.d.
FRENOS
Delantero Doble disco semiflotante tipo Wave de 270 mm con pinzas de doble pistón
Trasero Disco simple tipo Wave de 210 mm con pinza de dos pistones
RUEDAS
Llantas De aleación de aluminio y 5 rayos dobles
Neumático delantero 3.25 R18”
Neumático trasero 140/90 R15”
DIMENSIONES
Largo / ancho / alto 2.180 / 800 / 1.090 mm
Altura asiento n.d.
Distancia entre ejes n.d.
OTRAS CIFRAS
Tanque de combustible 18,5 Litros
Peso 169 kg
Velocidad máxima 130 km/h
Consumo promedio 4,2 litros/100 km

 

Share |
E-mail Comentarios
Valoración

Buscar en el sitio:
  
 
 
 
 
http://www.amv.com.ar?xtor=AD-9-[creaMC]-[gif]-[300x250]-[lamotodigital.com.ar]
 

Otras páginas de Motorpress en las que puedes estar interesado

All contents copyright ©2008, Motorpress Argentina, All rights reserved.